Cabina sensorial

Cabina sensorial

El sistema de cabinas sensoriales SAM ha demostrado ser una excelente instalación práctica durante todo el tiempo que ha sido utilizada en las pruebas sensoriales en SAM International. La cabina permite trabajar sin ser molestados y concentrarse en las tareas sensoriales. La pantalla del Sistema Cabina Sensorial SAM se coloca sobre una consola a la altura de los ojos en la esquina de la cabina (dimensiones de la cabina: longitud/profundidad/altura 122/135/210cm). De este modo se obtiene una mayor flexibilidad y un espacio de trabajo más amplio para quien realiza las pruebas, favoreciendo resultados mejores.

Descripción y características de la cabina sensorial

La cabina sensorial sirve para recoger los datos mediante el Análisis Sensorial Asistido por Ordenador (CASA, por sus siglas en inglés).

Un sistema de señales luminosas conecta la cabina al área de preparación. La encimera de trabajo de la cabina sensorial SAM está realizada en CORIAN. La encimera de trabajo brinda espacio suficiente para las muestras que hay que probar, el ratón del ordenador y/o el teclado. La pileta integrada (normalmente utilizada como escupidera) en el lado derecho de la cabina está realizada también en Corian e incluye un sifón que hace las veces de trampa para olores.

En la zona superior, la cabina está cubierta por una caja de luces que asegura la iluminación de todo el espacio de trabajo sin sombras. La caja de iluminación está formada por dos tubos blancos que reproducen la luz diurna típica y un tubo fluorescente rojo para enmascarar las diferencias de color.

Además, la rejilla de ventilación permite la aireación para eliminar los olores procedentes de la cabina.

La encimera de trabajo y la pileta son blancas, en cambio las paredes de la cabina son grises.